jueves, 22 de octubre de 2009

360

Hemos vuelto. Tras dejar reposar un poco demasiado la entrada anterior, os pasamos a contar nuestra experiencia en el U2 weekend. Que para quien no sepa lo que es, es la reunión freaky que nos impulsó a Irlanda. Es decir, los conciertos de U2 en su tierra. Aquí la foto de un ejemplar freaky feliz.

DSCN3897

Pero a lo que vamos. Os contaremos un poco lo que allí vivimos, nuestra experiencia esos días e intentar describiros un poco tanto el ambiente como la ciudad.

LLegamos por la mañana y volvimos a recuperar una vieja tradición. Buscar como locos la casa donde un tal Jim nos iba a alojar. Otra vez a pasar por la intriga de lo que nos espera y a ver que tal. La primera en la frente. Sus indicaciones, más bien no eran todo lo claro que esperábamos y allí nos quedamos, con los mochilones, lloviendo, preguntando a todo cristo por un edificio que parecía que no existía. Pero bueno, al final lo encontramos y ya teníamos nuestro hogar. Un cocinero que vivía con su novia e hijo en su casa (por cierto, cocinó para Bono y cia en una ocasión).

Sin más espera que la estricta necesaria, nos fuimos raudos y veloces al centro del mundo udosiano en esas fechas. Temple Bar. Allí nos encontramos con decenas de pubs, calles estrechasy mucha gente, muchísima. Y lo mejor es que por la puerta de cada uno de los pubs, salía música de grupos en directo tocando canciones de U2, o simplemente canciones a todo volumen del susodicho grupo. El paraíso para cualquier seguidor que se precie. Carteles, caricaturas, gente con camisetas, ventas de discos...demasiado.

DSCN3809


DSCN3829

DSCN3817

Conclusión, bien, pero un poco... no se, no decepcionante, pero si quizás un poco sucio. No por higiene sino por el ambiente "vómito" que se respira, sobre todo de madrugada. Temple Bar, está demasiado masificado. Demasiada gente, demasiado turístico, pero era el lugar al que siempre acudíamos para tomarnos alguna cervecita y escuchar canciones de U2. Visita obligada.

DSCN3818

Pero Dublín tiene muchas más cosas que Temple Bar. Está llena de ambiente, de gente amable, y de pubs. Y Guiness, como no, aunque a un servidor no le gusta.

DSCN3824

Por supuesto visita obligada fue ir a Croke Park para ver cómo estaban los preparativos....

trailers

Y como no, al Clarence Hotel y demás citas obligadas.

trabant

DSCN3816

Y por fin llegó el día de autos. El cual empezó con una buena noticia. Me daban una entrada para el concierto del día siguiente. LA DIOSA FORTUNA NOS ACOMPAÑA

A eso de las 4 nos fuimos al estadio y casi vacío nos alojaron en nuestros sitios. Ésto es lo que se veía.

_MG_09688

Tras unas quejas bastante desesperadas, conseguimos nuevos sitios. DOnde por casualidad nos encontramos con un viejo amigo, al que hemos adoptado.

_MG_09126

Y por no agobiar demasiado, por fin hice realidad uno de mis sueños, que jamás pensé que se iba a cumplir. Ver a U2 en su tierra. Ver a U2 en Dublín. Sentir a U2 en todo su esplendor y disfrutar como nunca, empapandome de todas y cada una de las notas que salían del escenario y memorizando todo, ya que una primera vez es una primera vez.


_MG_09143

u2 260 croke park

u2 dublin

_MG_09603

u2 dublin 2

Como esto no es una crítica de conciertos no nos extendemos más. Sólo decir una cosa. IMPRESIONANTE. Algo que no se puede explicar con palabras.

_MG_9297-2

UNa vez acabado, fuimos en busca de freakys españoles que habían quedado en un pub, pero no lo encontramos, así que hicimos cola a la espera del Clarence Hotel a ver si venían las estrellas, pero tras una hora decidimos marcharnos, que el cansancio hacía mella en nosotros.

Esperando a U2

El día siguiente amaneció con una mala noticia. Mi entrada gratuita voló, y se la llevó una tipa que conoció esa noche al dueño de la entrada. Por lo tanto, ella se llevó mi entrada... y supongo que él se llevaría algo a cambio. Y pensar que luego le acogimos en nuestra casa...


Nuestro último día, lo disfrutamos paseando y de forma tranquila. Fuimos a la busca de unos estudios de grabación donde graba un famoso grupo (¿adivinais cuál?).

Hanover Quay


Puede que esta entrada no haya descrito ni siquiera un poco de Dublín, pero para eso están las guías. Esta entrada ha intentado explicar y enseñar (aunque de manera un poco superficial), el ambiente del fin de semana más especial del año.

Como conclusión, viaje positivo.Irlanda como país está bien. Cierto es que los hemos visto más bonitos,y espectaculares, pero como siempre, no creemos que existan destinos mejores o peores, sino diferentes. Todos los destinos tienen algo mágico, y los pequeños momentos son los que quedan en la retina.

Catedral al anochecer

El ataque del caballo asesino a Ana, la primera cena en un Pub, y disfrutar de la primera hamburguesota. Momentos inolvidables como la llegada a Temple Bar y la primera visión de Croke Park.
Quiero volver, quiero ir a otro U2 weekend, pero pienso que no volverá a ser como éste, pienso que nunca superará mi primer viaje a las mismísimas entrañas de U2. HAsta la próxima, el Desierto nos espera.

4 comentarios:

galko dijo...

Muy buen post. Joder, qué bien lo pasó media España en Dublín el último fin de semana de julio, eh, jeje.

AlarBlog dijo...

Ana y Dani:
gracias por compartir tanta linda info de viajes!
abrazo desde Argentina

Anónimo dijo...

Hola un gusto saludarte, el motivo de este mail es felicitarte por el esmero y dedicación notoria que le pones a tu web, viendo el desarrollo y la temática de la misma quisiera poder contar con tu web en mis sitios webs.

mi correo es: cleofegarcia@hotmail.es

Gracias, pase un buen día.

VIAJARAMUNDI dijo...

Hola chicos, en su día vuestro blog de Nueva Zelanda sirvió de inspiración para mi posterior viaje a este lugar. Disfrutad de vuestra vuelta al mundo y contarnosla a los que de momento no podemos.
un saludo desde Madrid.
Israel.